Lunes, 07 Julio 2014 01:03

10 tips para mantenerse a salvo en las calles de Antofagasta Destacado

Escrito por  Alepo
Valora este artículo
(0 votos)

1. Hazte ver!

No importa que tan chistoso te puedas ver, deja la vergüenza de lado y se lo más visible posible. Usa ropa clara (y reflectante si es posible) y ponle luces a tu bicicleta (blanca en el frente y roja atrás). Pedalea en un grupo (si es un club, mejor aún). Mientras más personas sean, más visibles serán. Pero nunca pedaleen más de 2 personas en paralelo en el mismo carril, y fila única en zonas de alto tráfico vehicular.

 

2. Protégete el cerebro

Es bastante obvio… a no ser que no tengas uno. Olvídate de las despeinadas causada por el casco, podrías caerte o incluso ser derribado de tu bicicleta y hacer el ridículo en público o quedar gravemente herido, lo que es obviamente peor. Además es LEY. Lo ha sido en Chile desde hace varios años ya.

 

3. Rojo significa detente

Si ya tuviste la oportunidad de obtener una licencia de conducir deberías conocer las reglas que rigen el tránsito en las calles. Y como usuarios de la calle en Chile, los ciclistas obedecen a las mismas reglas, esto incluye ceder el paso cuando corresponde, detenerse en los discos “pare” y respetar los semáforos en rojo. No significa que tienes que mirar por si algún auto viene y luego seguir pedaleando ignorando completamente la señalética.

 

4. Pretende que eres invisible para el resto

Pedalea como si nadie te hubiese visto aún. Haz notar tus intenciones de la forma más que obvia posible. Brazo izquierdo extendido significa que quieres doblar a la izquierda. Brazo izquierdo en ángulo recto hacia arriba (o derecho extendido). Siempre chequea que el conductor te haya visto. Haz contacto visual y asegúrate que sepan que estás ahí. Todos saben hacia dónde vas y todos son felices.

 

5. Deja la mala actitud.

No es un secreto que conductores y ciclistas no se llevan del todo bien, pero ¿crees que ayuda en algo levantarle el dedo a un conductor o gritarle estupideces, incluso si se lo merece? En vez de eso deberías evitar el mal rato, aguantarlo y dejarlo pasar. Se amable, da las gracias al conductor que te cede el paso o el espacio que necesitas para circular de forma segura. Silenciar a los odiosos y crear la utopía ciclística que todos soñamos tomará su tiempo.

 

6. Atento a la amenaza micrera

Mantente siempre atento a lo que te rodea. Asume que el vehículo de locomoción colectiva se lanzará bruscamente en frente tuyo para recoger/dejar pasajeros, o que el auto que va adelante tuyo se detendrá abruptamente. Debes estar siempre atento las puertas de los vehículos detenidos a un costado del camino y que se pueden abrir en cualquier momento, gente corriendo sorpresivamente por la mitad de la calle, baches que podrían tumbarte de la bicicleta… Por otro lado, pedalea de forma predecible. Los otros usuarios (automovilistas, motociclistas, etc) te lo agradecerán. También pedalear usando audífonos es pedir a gritos problemas. No solo te perderás en aquella parte del coro de tu canción favorita, sino que además NO escucharas al camión que viene detrás.

 

7. Evita rutas de taxis y buses

Evita (dentro de lo posible) zonas de conflicto conocidas y áreas de alto tráfico o índice de accidentes. Todos sabemos que en la locomoción no son los mejores respetando ciertas normas de tránsito y los buses son una buena cantidad de toneladas de fierro vs unos pocos kilos de aluminio. En todas las situaciones de conflicto tú nunca sales ganando. Evita todos esos conocidos caminos dañados por la gran cantidad de vehículos que los circulan y por supuesto aléjate de las carreteras.

 

8. No seas tonto

No te agarres de los autos durante los semáforos en rojo para obtener ese “empujón gratis” o para mantener el balance y no bajarse de la bicicleta. Podría terminar en un bochornoso espectáculo o mucho, pero muchísimo peor.

 

9. Pedalea seguro

Avísale a alguien la ruta planeada para pedalear ese día y con quienes estarás. Mantén siempre contigo tu carnet y/o información relevante (como grupo sanguíneo, alguna condición médica importante, etc). Y lo más importante de todo, asegúrate siempre que tu bicicleta esté en las mejores condiciones posibles.

 

10. Se parte del movimiento!

Todo comienza contigo. Sé un embajador, difunde la cultura ciclística, sé un ejemplo para los demás y vé como las ruedas no paran de girar.

Visto 76561 veces Modificado por última vez en Lunes, 07 Julio 2014 02:02
Inicia sesión para enviar comentarios

Modulo Twitter (2)